Testimonios – Damián Benigno

Damián Benigno

Monitor de actividades dirigidas.

Comencé las sesiones de coaching sin tener claro que es lo que me iba a encontrar pero con mucho interés y curiosidad. Así que sin ningún tipo de expectativa tenía pensado absorber todo lo que me pudiera ser de provecho. Las primeras sesiones me sorprendieron enormemente, ya que, a pesar de focalizar la atención hacia el aspecto laboral, me di cuenta que el resto de cosas como mi pasado y mis experiencias pasadas o mi rutina fuera del trabajo condicionaba mucho mi trayectoria laboral.

El coaching me mantuvo activo y con predisposición para aprovechar las oportunidades que se me presentaran. A comprometerme un poco más en lo laboral y con mi coach, de alguna manera cambié mis pensamientos y mi manera de ver muchas cosas en mi trabajo que no veía igual antes, y por tanto, a actuar de diferente manera ante ellas, siempre hacia el positivismo y el crecimiento. Por ejemplo en el trato con los compañeros y los jefes o en las partes que menos me gustaban, como el trato con los niños.

Con Toby fue todo muy fácil, no me costaba nada entenderme con él, y me animó en todas las decisiones, empujándome a enfrentarme a nuevos retos y motivándome. Vio la evolución y me lo hizo saber, y ese hecho, el ir cumpliendo objetivo a objetivo, me daba ganas de seguir así y adoptar esa actitud desde ya, y durante el futuro. Respecto a las sesiones siempre se adaptaron a mis horarios, posponiéndolas sin problema cuando lo solicité y cumpliendo siempre los horarios por ambas partes.

Mi currículum llevaba casi cuatro años sin nuevas formaciones, y en los seis meses que estuve con el coaching se han añadido dos cursos de formación, los cuales han influenciado mi manera de trabajar para mejor, dándole a mis clases colectivas un punto más de calidad. Verificado esto por mis alumnos que me lo han notado y me lo han agradecido. Además actualmente combino el trabajo con el estudio de dos diplomados muy importantes para ascender laboralmente en mi sector, Dirección de empresas deportivas y Entrenador Nacional. Diplomados que siempre tuve en mente pero que al parecer nunca me atreví a iniciar hasta que comencé el coaching.

A rasgos generales ha sido un experiencia muy positiva tanto en lo laboral como en lo personal, ya que ahora procuro tener en cuenta mis deseos y ser más organizado, evitando las creencias y la postergación y reflexionando muy de vez en cuando si voy por el buen camino hacia dichos deseos y si hago lo que realmente me hace feliz. Exprimiendo mis puntos fuertes y reforzando los débiles en el día a día ahora soy un mejor monitor con metas mucho mayores.

facebook like buttontwitter follow buttonChange Language